Todas las relaciones son iguales…

by Artículos

Observo y disfruto la conducta humana, y he llegado a una conclusión: todas, sí, todas las relaciones (laborales, de negocios, de amistad…) son iguales en proceso a las relaciones matrimoniales (sin el ingrediente íntimo, aclaro).

 

Estas son las etapas:

1. Conocerse y noviazgo- Las dos personas están encantadas una con la otra. Tan solo miran los talentos y lo positivo en cada quien, desarrollan confianza, ríen y sonríen y están convencidas de que son tan capaces, que es buena idea afianzar la relación. En sentido figurado, “se casan”. Hacen votos por una relación continua y duradera.

2. Luna de miel- Siguen fascinados. Ambas partes dicen que sí a todo. Continúan las sonrisas. Cada quien sigue pensando que el otro es lo máximo. Ambos ven en el otro tan solo los talentos.

3. Primer desacuerdo- Como producto de la confianza y la comodidad ya desarrolladas (aunquemuchos no entienden que esta es la razón), uno o los dos se atreve a diferir de lo que dice o decide el otro. El tono del desacuerdo depende del tipo de relación (ejemplo, tiene un tono más bajo si es una relación de autoridad).

4. Evaluación defensiva- La luna de miel terminó. Vemos más defectos que virtudes. Es más, ya no vemos tantos talentos. En algún momento, nos preguntamos si vale el esfuerzo continuar
la relación. Establecemos barreras de comunicación y se reduce la intimidad emocional. Sentimos miedo. Perdemos sentido de confianza. Dudas llegan. Todo están “a prueba”. Estamos vulnerables a ser “enamorados” por agentes externos a la relación.

5. Negociación, resolución, adaptación y mutua aceptación- El enlace emocional que establecieron las metas en común nos hacen ver claro que somos humanos, y que las diferencias con respeto son parte de una dinámica saludable en una relación entre dos personas inteligentes. Negociamos con nosotros mismos. Volvemos a reconocer con firmeza los talentos de cada quien, incluso de manera más entusiasta que antes. Validamos lo mejor, y echamos a un lado lo que nos gusta menos por la recompensa que nos da lo que nos gusta más. El miedo se va. Regresan la confianza y la intimidad emocional. Decidimos “convivir” en un proceso de mutua adaptación y aceptación, y seguir caminando a realizar con éxito las metas comunes e individuales.

Mira ahora el proceso de tus relaciones. ¿Se parecen o no a un matrimonio?

El Espíritu Santo es el “escritor fantasma” de tu historia

El Espíritu Santo es el “escritor fantasma” de tu historia

Todos tenemos una historia que contar. Los que no saben contarla necesitan reclutar a un escritor fantasma. El hecho de que sepas escalar montañas o predicar, no significa que sepas escribir tu historia. Necesitas un escritor fantasma (“ghost writer”, y le puede tomar...

El grito de las gorditas ignoradas en silencio

El grito de las gorditas ignoradas en silencio

Sali furiosa de las tiendas. Iba en el carro hablando sola, tirando al aire mis pensamientos de indignación y preguntándome por qué tanto grupo social que se siente apartado, ignorado, maltratado, discriminado, abusado, protestan, gritan, se unen, forman entidades, se...

Con el permiso… este es mi turno.

Con el permiso… este es mi turno.

En días pasados, a alguien se le ocurrió preguntarme (casi con mirada de compasión) por qué a mi edad, cuando “todo el mundo” (según ella) quiere retirarse y tener una vida suave y apacible (lo que yo considero aburrida), yo estoy empeñada en alcanzar metas, realizar...